LA COPA DEL REY GANADA EN 1986 CONTRA EL BARCELONA.

LA VICTORIA EN LA FINAL DE COPA DEL 86.

El año 86 fue un gran año para el Zaragoza. Se realizó una buena temporada en liga acabando finalmente cuarto y en la Copa se obtuvo un exitazo, se eliminó al Real Madrid de la flamante quinta del Buitre en semifinales que ese año se proclamó campeón de liga y al Barcelona en la final disputada en el Vicente Calderón de Madrid.Sin título

El Barcelona de Terry Venables con Schuster, Carrasco, Calderé (Que luego sería técnico de Teruel años más tarde) y los exzaragocistas Pichi Alonso y Víctor, como es lógico era favorito, aquel año llegó y perdió también la final de la Copa de Europa en Sevilla frente al Steaua de Bucarés.

El Zaragoza contaba con jugadores de mucha talla en aquella época, especialmente destacaban los tres delanteros, Pardeza y Rubén Sosa, muy rápidos, bajitos, eléctricos, llenos de talento y un goleador elegante y técnico como Pineda ex del Real Madrid.

El centro del campo era luchador con Juan Carlos, Paco Güerri como aragoneses ilustres, recordemos que el gran Paco Güerri (nacido en Benasque) llegó a ser internacional con Miguel Muñoz en una época dorada para la selección a mediados de los 80, estos dos jugadores eran los interiores de ida y vuelta, con un gran despliegue físico no exentos de cierta calidad y llegada a gol. De todas formas hay que decir que en la final Juan Carlos Jugó de central.

Ambos  acompañaban al artista que llegaba la manija, hablamos de Juan Señor, Sin tífftulootro ilustre internacional, titular en la selección pero jugando de lateral derecho, no de organizador. Señor era el líder, tenía un gran disparo a portería, tiraba los penaltis, filtraba buenos pases de gol, era el motor del equipo. El sustituto de Juan Carlos en el centro del campo fue Pedro Herrera, padre de la perla de la cantera, Ander Herrera y que después sería Secretario Técnico sustituyendo a A. Chaves con no muy buena suerte, de su mano el equipo bajó a segunda.

La defensa estaba liderada por un central duro, expeditivo y firme, A. Fraile, un seguro de vida que no pudo jugar la final, el líbero era Narciso Juliá, un jugador histórico pero blando, después sería segundo entrenador y Secretario Técnico.

Los laterales era Casuco por la derecha y García Cortés que tenía un disparo a portería seco y duro, venía del Real Madrid y tuvo una dilatada carrera. El portero era Cedrún, tan carismático como a veces infantil, todo corazón, la afición le quería pero era un poco irregular, como comentarista da mucho juego. Otros jugadores eran Corchado y Casajús  que jugaron la segunda parte.

La victoria fue gracias al “Poeta del Gol” Rubén Sosa y gracias también a Pichi Alonso. Sin tíddtuloUna falta lejana que ejecuta el internacional uruguayo y que rebota en P. Alonso despistando a Urruti. El Gol en el minuto 34 de la primera mitad, dio confianza a los aragoneses, les dio autoestima y subió la moral. El Barcelona se desquició, no jugó bien, no supo serenarse y perdió merecidamente.

 

La victoria copera permitió al equipo jugar la Recopa al siguiente año, realizando un digno papel, eliminando entre otros a la todo poderosa Roma de Boniec en la tanda de penaltis y cayendo contra el Ajax de Van Basten y F. Rijkaart (que luego jugó en el Zaragoza antes de irse al Milán), entrenados por J. Gruyf antes de fichar por el Barcelona.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s